¿Qué es un centro de negocios?

centro de negocios - Help 4u

Un centro de negocios es la combinación de recursos materiales y humanos con el fin de lograr el máximo desarrollo de la actividad empresarial de sus usuarios. El símil más apropiado es de “un hotel de empresas” dado que en un centro de negocios los usuarios encontrarán un espacio común que ofrece diferentes servicios de alojamiento a empresas: desde espacios físicos de trabajo y salas de reuniones y formación, a oficinas virtuales gracias al uso de las nuevas tecnologías de la información. Asimismo los centros de negocios disponen de recepción para recibir a sus clientes, y de un equipo de secretariado y administrativo para apoyar a sus clientes y sin ningún tipo de coste fijo para ellos.

En la economías desarrolladas la externalización de servicios o subcontratación está acrecentándose rápidamente dados sus enormes beneficios. La subcontratación de la gestión de las oficinas se traduce normalmente en los servicios que proveen los centros de negocio permitiendo abaratar los costes de la oficina tradicional, y reduciendo el tiempo de dedicación de las tareas improductivas y rutinarias.

En un centro de negocios usted podrá elegir normalmente entre una amplia variedad de tipos de despachos, desde 10 m2 hasta 120 m², lo cual confiere a este tipo de servicios una enorme flexibilidad para responder a las necesidades de las empresas en la economía actual.

Las principales características que suelen tener los centros de negocios son los siguientes:

Últimos avances tecnológicos
Modernas infraestructuras de comunicación
Espacios completamente amueblados
Gastos incluidos de mantenimiento, comunidad y limpieza diaria
Recepción y secretariado, y apoyo administrativo

.

Los gastos iniciales de una oficina física pueden ser a menudo costosos, ya sea para emprendedores, autónomos o empresas internacionales que desean abrir mercado. La oficina virtual o la domiciliación de sociedades reducen drásticamente ese gasto y gracias al actual avance de las comunicaciones ya no es necesario disponer de un espacio físico. Favorece enormemente el teletrabajo, además de ser la forma más económica y sencilla de ubicar una oficina principal sin la necesidad de poseer un espacio físico para ello. Se puede elegir entre distintas modalidades de contratación en función de las necesidades, lo que permite presentar a los clientes un domicilio social céntrico y representativo, y a la vez, beneficiarse del ahorro que supone no tener una oficina física.

Los usuarios de los centros de negocios no necesitan realizar ninguna inversión inicial, ya que están equipados con todo lo que un cliente pueda necesitar. Disponen de mobiliario de oficinas, equipos de comunicación, conectividad Internet, impresoras, scanner, fax, etc. Algunasventajas son:

Inmediatez: al tener todas las infraestructuras necesarias los usuarios pueden “Llegar y Empezar a Trabajar”.
Ahorro de costes fijos como: personal de secretariado o recepción, limpieza, energía, infraestructuras (cableado, fibra óptica, centralita, etc.), equipamientos (mobiliario, impresoras, teléfonos, etc.)
Completa flexibilidad de contratación: los usuarios de los centros de negocio pueden utilizar sus servicios sin comprometerse a un largo período de alquiler pudiendo arrendar sus servicios por horas, semanas, meses o años.

Los tipos de clientes de los centros de negocios

Autónomos y profesionales:

Son una parte importante de los clientes de los Centros de negocios. Trabajar en casa es cada día más difícil por lo que la alternativa al café de la esquina siempre será el ambiente profesional de los Centros de negocios. Tener una reunión con un cliente en un café no queda muy profesional y poner en tu tarjeta la dirección de tu domicilio te puede dar algunos quebraderos de cabeza. Por otra parte estar rodeado de otros profesionales te hará construir una red que puede ayudarte a tener más clientes. La posibilidad de compartir experiencias, problemas y soluciones es una gran parte de las ventajas de trabajar en un entorno profesional.

Startup y pymes:

Las empresas que empiezan una actividad son otra parte importante de los clientes de los centros de negocios, Cuando empiezas es muy difícil planificar cuanto espacio necesitarás en unos meses, cuanto personal tendrás o si tu actividad tendrá el éxito que esperas. Por eso es mejor estar en un centro en el que tengas la flexibilidad de aumentar o disminuir el espacio que ocupas sin necesidad de cambiar la dirección de tu empresa. Por otra parte siempre necesitarás los servicios de recepción o de atención de llamadas y clientes y los de contabilidad pero a tarifas flexibles que cambien con tus necesidades y en el mismo lugar de trabajo.

Oficinas comerciales de medianas y grandes empresas:

Las grandes empresas también son usuarios de los centros de negocios. Aunque tengan muchos empleados, cuando quieren entrar en un mercado nuevo necesitan una oficina que se adapte con flexibilidad a la situación de comienzo de actividad y al crecimiento a corto plazo. En todo caso estas empresas hacen muchos proyectos puntuales para los que necesita disponer de espacio adicional y que no necesariamente tienen por que ubicarse en las oficinas centrales. Los servicios compartidos les pueden ahorrar muchos costes al tener una recepción común etc.

En Reino Unido el país Europeo donde más se han desarrollado los centros de negocio, en 2014 había 80.000 empresas que se alojan en estos centros, estas empresas emplean a 400.000 personas y generan ingresos por 2 mil millones de Libras anuales.